domingo, 26 de mayo de 2013

Tesoros Arqueológicos atrapados en las Urbes. Capítulo I

El caminante que camina, en su ir y venir cargado de prisas, por calles transitadas de compañeros cotidianos con rostro pero sin nombre, no es consciente de que bajo sus atormentados pies, unos metros de tierra e historia le separa de cientos de tesoros que el tiempo y las prisas de sus antepasados, dejaron enterrados y atrapados en un silencio sepulcral. No es consciente de que, siglos atrás, otros caminantes caminaban de igual manera, en su ir y venir cargado de prisas, por las calles de las  urbes romanas, los poblados íberos o los  castros celtas,  pero sus pies calzaban otro tipo de calzado y sus inquietudes eran otras muy distintas.

Fruto de esas prisas, de la poca importancia de quienes nos precedieron por conservar el gran legado histórico y cultural que nos fueron dejando aquellos protagonistas de la historia, o simplemente el pasar de los días, son los que nos ha permitido conservar, bajo las frías capas de los siglos, pequeñas edificaciones que aquellos personajes de la historia utilizaban en su vida cotidiana y que para nosotros representan verdaderas joyas arqueológicas que nos explican y nos muestran cómo vivían , cómo se divertían y cuáles eran sus costumbres. 

Algunos de esos descubrimientos, en ocasiones de manera fortuita y en la mayoría de manera casual, han brotado de la tierra y han vuelto a respirar asomándose con gran fuerza a este otro mundo y permitiendo que arqueólogos e historiadores, con un cuidado exquisito, nos mostraran la belleza de lo que en sus paredes permanecía ahogado. 

Hispania está sembrada de pequeñas y grandes joyas que se mantienen, aún hoy en el tiempo, y preparadas para que el visitante pueda escuchar el sonido de los aplausos y las voces en un circo romano, emocionarse con los lloros y las ofrendas que una familia dedicaba en una ceremonia fúnebre a un ser querido que emprendía el viaje eterno a los campos Elíseos, o notar el vapor y oler los aromas de los aceites purificadores en unos baños árabes. En definitiva, el visitante pueda sentir que una vez aquel lugar estuvo lleno de  vida.

Te invito a descubrirlos, a visitarlos y a emocionarte con los personajes que te envolverán, con sus historias y leyendas,  volviendo a convertirte de nuevo en protagonista de la historia.

¿Me acompañas?


Mausoleos Romanos de Llíria


      
 
  La antigua Edeta, ciudad íbero-romana y capital social y económica de Edetania es hoy en día un pueblo lleno de vida donde la música es la gran protagonista de una tierra que ha sido centro importante de las culturas y civilizaciones más importantes de la historia de nuestra Hispania. Sus calles están plagadas de un rico patrimonio cultural e histórico que ha permanecido latente hasta que han sido descubiertos muy recientemente. Ese es el caso de los Mausoleos Romanos, un conjunto funerario formados por una base escalonada, un podio y una cámara funeraria situado en la necrópolis de la ciudad y que ha sido catalogado como BIC y que se encuentra en la calle San Vicente dentro de un edificio, con lo que te sorprende gratamente al entrar, ya que parece como si entraras en una máquina del tiempo al cruzar la puerta.












        En este simbólico lugar sagrado conocerás a Eutico, protagonista de las inscripciones halladas en la lápida funeraria e importante personalidad de la Edeta romana en el siglo I. 



La familia romana estaba tan unida que al fallecer uno de sus miembros pasaba a formar parte de los antepasados a los que había que rendir culto. Se transformaba así en uno de los protectores de la familia, los Manes, que se les rendía culto manteniendo vivo el fuego del hogar. La tumba adquiría la categoría de altar, símbolo de la vida sedentaria. Debía de estar en el suelo y no podía cambiar de lugar, ya que los Manes exigían una morada fija a la que estaban vinculados todos los difuntos de la familia. El espacio del enterramiento, sepulchrum, adquiría el carácter de lugar sagrado, locus religiosus, inamovible, inalienable e inviolable. 


El funeral comenzaba  en la casa del difunto. Los familiares lo acompañaban en todo momento para poder darle el último beso y retener así el alma que se escapaba por su boca. Tras el fallecimiento, le cerraban los ojos y se le llamaba tres veces por su nombre para comprobar que realmente había muerto. Después, con sumo respeto  se le  lavaba el cuerpo, se perfumaba con ungüentos y se le vestía para purificarlo y que pudiera así entrar en los Campos Elíseo que era el lugar sagrado donde las sombras de los hombres virtuosos y los guerreros heroicos llevaban una existencia dichosa y feliz.


Los familiares en el mausoleo seguían con su ritual funerario mediante las ofrendas de comida: pan, vino, frutas, uva, pasteles, o flores que se hacían llegar al difunto a través de un orificio en la tumba.


          Eutico así, tendría la oportunidad de volver al mundo de los vivos y reunirse con su amada familia.




Información y reservas con Vía Heraclia

evamartinez@viaheraclia.com






viernes, 17 de mayo de 2013

Crea con tus propias Manos...Se un Artesano de la Historia

                Nunca mancharse las manos resultaría tan gratificante. Que tus dedos duelan al tornear materiales arcillosos jamás te reconfortará tanto. Sólo cierra los ojos...  huele la humedad del barro, escucha el sonido de la tinta deslizándose por el papel, siente que pequeños objetos pueden cobrar vida...

            Deja que tu espíritu íbero libere el alma de artista que permanece latente en tu interior esperando que surja la oportunidad de volver a sus orígenes...que la energía del Neolítico aflore y permanezca como una huella imborrable en objetos de cerámica creados por ti...

         El MARQ te invita este sabado 18, día Internacional de los Museos, a que impere tu necesidad de volver sobre tus pasos, que te transformes en aquellos artesanos de fueron capaces de crear con sus propias manos los objetos que aun hoy perduran en las vitrinas de miles de museos que nos "hablan" y nos cuentan su historia. 


          Si entras en la  "ceca" (taller romano de fabricación de monedas)  aprenderás las  formas de fabricación de las monedas y  podrás crear tu propia moneda romana...




          
          Puedes transformarte en un "grafitero" íbero  y aprende a escribir los sonidos fonéticos sobre cerámica en su Taller de Escritura Íbera....






DIM 2013 - Talleres en el MARQ

          O elabora tu propia cerámica prehistórica empleando la técnica "pella o bola" y la técnica del "colombín"  utilizando una "cardium edule" para decorarla...




         Quizá te recuerde haber vivido otra vidas...quizá no....pero si llueve mañana...el MARQ te ofrece un maravilloso plan para no quedarte en casa. Siente que vuelves a ser protagonista de la historia....puede que así....salga el sol.

jueves, 9 de mayo de 2013

¿Quieres saber cómo era tu nombre en Ibero?



          Los íberos se extendieron a lo largo de la costa mediterránea de la Península Ibérica.
Hacia el norte, incluiría el sur de Francia hasta el río Hérault. Se han encontrado importantes restos de escritos en Ensérune, entre Narbona y Béziers en Francia, en un oppidum en el que se mezclan elementos íberos y celtas.
Hacia el sur, el límite estaría en Porcuna, en Jaén, en la que se han encontrado algunas magníficas esculturas de jinetes íberos.
Algunos investigadores consideran el íbero como una lengua franca que se había extendido gracias al comercio, espoleado por el contacto con los griegos focenses, mientras que otros investigadores consideran al íbero como la lengua materna de un grupo y lingüísticamente homogéneo.
La Gran Enciclopedia Aragonesa (GEA) tiene una divertida aplicación donde puedes descubrir cómo sería tu nombre si hubieras sido protagonista de la historia en los pueblos prerromanos de ausetanos (Vic, Gerona), ilergetes (Lérida y Huesca hasta los Pirineos), indigetes (costa de Gerona), layetanos (Barcelona), cossetanos (Tarragona), ilercavones/ilergavones (Castellón y Tarragona), edetanos (Valencia, Castellón y Teruel), contestanos (Valencia, Elche, Cartagena y Albacete), bastetanos (Granada, Almería, Murcia y Albacete) y oretanos (Jaén, Ciudad Real y Albacete). Los túrdulos y turdetanos se consideran habitualmente como hablantes del tartesio. 
             
                                     
Te invito a que juegues y lo descubras

viernes, 3 de mayo de 2013

Museos: Un Viaje en el Tiempo



      Entrar en un museo y pasear por sus distintas salas es como hacer un viaje en el tiempo. Tu concepto de la vida cambia, la percepción de lo cotidiano se transforma y tu historia es un pequeño capítulo a punto de enriquecerse con infinidad de personajes nuevos que muestran sus pasos a todo aquel que se acerca a conocerlo. Da igual su nombre, no importa cuál fuera su ocupación, si pertenecía o no a una importante familia íbera o romana, si rezaba a un dios cristiano o musulmán o si luchaba en nombre de él vistiendo la cruz de la Orden de Montesa o Templaria.

      Te enseñaría a conocer sus costumbres, podría invitarte a su casa y mostrarte cómo vivían, cómo fabricaban sus utensilios y cómo era la vida en sus pequeños pueblos o en sus poderosas ciudades. Resulta curioso que tantos y tantos personajes anónimos puedan enseñarnos el origen de todas y cada una de las civilizaciones que tanto enriquecieron nuestro patrimonio, nuestras tierras y nuestras vidas. Por todo ello les debemos más de una visita.

  Vuelve a sentirte protagonista de la Historia entrando en cada una de esas "máquinas del tiempo" que son nuestros museos y  os invito a que el próximo 18 de mayo celebremos el Día Internacional de los Museos y aprovechemos la posibilidad de participar de la Historia, de manera gratuita y de todas las actividades culturales que se desarrollaran en ellos. 


                                Video promocional del Museo Arqueológico de Alicante, MARQ 



No dejéis de visitar algunos de estos maravillosos museos...ellos prometen no defraudarte. ¿Cuál eliges? 

Museos De Arte Y Arqueologia  De España

























Y si te quedas con ganas pincha aquí.